El niño de los patines

10/11/2010

 

Sergio Martínez se inició en el patinaje a los tres años y ya es figura en esta disciplina.

Más de 100 medallas suma el patinador Sergio Martínez en casi nueve años de trayectoria.

 

 

Más

 

No nos sorprenden las siete medallas, viene dando resultados desde los nueve años.”

 

 

Quiero ganar más competencias, seguir representando al país y competir en un mundial.”

 

 

Con apenas 12 abriles y una cosecha que ya sobrepasa las 100 medallas, Sergio Martínez es considerado figura emergente del patinaje salvadoreño. Siete oros conquistados en el campeonato centroamericano desarrollado en abril en Costa Rica sirvieron para ratificar el despegue del patinador que después de la escuela dedica dos o tres horas diarias para perfeccionar su técnica y mantenerse fijo en el podio.

En esta justa, El Salvador se proclamó campeón con 29 oros, de los cuales siete los depositó Sergio, tras dominar las pruebas de velocidad y fondo, cifras con las que confirma su estatus de talento precoz del deporte de los rodos.

Empero, su máximo logro hasta el momento es la medalla de oro en la copa panamericana de clubes de 2007 en Panamá, donde se proclamó campeón al dominar tres pruebas.

“Quiero ganar más competencias, representar al país y competir en un mundial”, plantea como anhelos el atleta que creció con los patines puestos y en sus declaraciones están mezcladas la típica timidez y la alegría de un niño.

Según relata su madre, Margarita de Martínez, su primer par de patines se los puso a los tres años y medio, tras la insistencia del niño, que se inició en esta disciplina siguiendo los pasos de su hermano Orlando, quien dedicó seis años a este deporte.

De acuerdo con su entrenador, Marcos Mirabal, Sergio es uno de los atletas infantiles de mayor proyección por su resultados centroamericanos y panamericanos. “Tiene gran futuro, es uno de los pocos atletas que mantiene un proceso desde las bases”, enfatiza el preparador cubano.

Los buenos resultados en el deporte los mantiene también en las calificaciones, según confirma su progenitora, quien lo acompaña todas las tardes al patinódromo nacional. Salvo la computadora, afirma no tener otros pasatiempos.

“No nos sorprenden las siete medallas, viene dando resultados desde categorías menores”, agrega el cubano.

En casi nueve años de práctica, las duras caídas le han lacerado la piel, más no el ánimo de competir y llegar lo más lejos que pueda. “Es uno de los atletas más técnicos, esperamos a corto y mediano plazo mejores resultados. Corre fondo y velocidad y las domina muy bien”, añade Mirabal.

 

 

 

 

La Federación Salvadoreña de Patinaje da un seguimiento al desempeño académico del Sergio y confirma la excelencia del chico que estudia sexto grado en el Complejo Educativo Nuestra Señora del Rosario, en San Marcos.

“Es bien aplicado”, recalca el entrenador, y complementa la madre de Sergio, confirmando que es común que le otorguen el cargo de presidente de grado por sus calificaciones y responsabilidad. Otros de sus retos es volver a gozar de un estímulo o beca deportiva, beneficio que perdió esta año tras la entrada en vigor del nuevo instructivo del INDES, que solo otorga esta prestación a atletas a partir de los 14 años de edad.

 

 

 

0 Comments Add your own



Leave a Reply


Quién soy?

CAT

Paz y Bien

Around here

Categories

mis enlaces

Feeds