Ventajas

Las ventajas de la explotación minera es que crea una fuerte fuente de trabajo para el país que usufructa dicha fuente y tambien materia prima que generalmente en casi su totalidad se exporta ,creando una fuerte entrada de divisas para el país

 

  Desventajas

las desventajas es que las que se hacen a cielo abierto y segun lo que se explote una contaminación ambiental ,ya que para el depurado de casi todos los materiales que extraen ,son muy contaminate ,en grado sumo ,para el suelo y las capas freaticas y los ríos , como el arsénico que se emplea para purificar el oro


Impacto Ambiental

Los emprendimientos de extracción y procesamiento de minerales comprenden una serie de acciones que producen significativos impactos ambientales, que perduran en el tiempo, mucho más allá de la duración de las operaciones de extracción de minerales.

Los proyectos de este sector se relacionan con la extracción, transporte y procesamiento de minerales y materiales de construcción. Estas actividades incluyen:

Para transportar los materiales dentro del área de la mina y a la planta de procesamiento, se requieren flotas de equipos de extracción y transporte (camiones, cuchillas, palas, dragas, ruedas de cangilones y rapadoras), bandas, poliductos o rieles. Las instalaciones de procesamiento en el sitio incluyen las plantas de preparación y lavado de carbón. y materiales de construcción, plantas de preparación, concentradores, lixiviación en el sitio de la mina y, dependiendo de los aspectos económicos, fundiciones y refinerías en o fuera del sitio. Una operación grande de extracción y/o fabricación es un complejo industrial importante, con miles de trabajadores; requiere infraestructura de servicios públicos, un campo de aviación, carreteras, un ferrocarril, un puerto (si es pertinente), y todas las instalaciones comunitarias correspondientes.

La detrás de la Mineria Verde en El Salvador

Para todos es bien conocida la gran campana de “concientización” de que la minería es la solución a los problemas económicos de una pequeña pero bonita nación,  esta campaña es tan sonada que a la vez es ridícula, y digo ridícula porque nuestro pequeño país es escaso de recursos, si es escaso, pues el único río caudaloso que tenemos es el río Lempa, el cual según las propuestas mineras, Sera el que abastecerá el agua para la industria metalúrgica, no se hace muy difícil pensar que por lógica, si el Lempa abastece de agua a la capital, que de hecho es prácticamente el único recurso hídrico que no solo abastece de agua “potable” si no que también sirve para la generación de energía,  la sola idea de pensar que este Sera ahora contaminado con metales pesados utilizados para la extracción del oro en las minas (Cianuro), nos garantizamos que no habrá agua potable o aunque sea tratada esta Sera mortal para la mayoría de personas que viven de ese recurso hídrico incluyendo los capitalinos, si no recordemos el caso de la Record, fabrica de baterías que “disque” estaba operando bajo los estándares internacionales y vigilaba las emisiones, y bla, bla, bla, en nuestro pequeño paisito, lleno de “empresarios y politicos” corruptos y corruptibles donde una autorización para montar lo que se les ocurra, solo significa pasarle unos  cuantos dollarsss bajo la mesa a alguien ( si no vean como destruyen por completo la cordillera del bálsamo y nos sumen en un calor infernal que para estos días de mayo fue a tal grado que calcinaba!!) de esa misma manera harán lo que quieren (a menos claro que hagamos algo) y no crean que los impuestos que paguen estas empresas mineras, si es que los pagan! Servirán para sacar el país adelante, naaaa eso servirá al igual que la venta de nuestro querido ANTEL, para engrosar la cuenta de alguien, compadre de algotro y amigazo del alma de algún disque funcionario, y solo nos quedara LA DESTRUCCION de nuestro querido El Salvador.


divididas. Al parecer, un grupo de empresas hace presión para desarrollar proyectos en varios departamentos.

Desde hace algunos meses, un curioso anuncio de radio y TV recomienda a la población salvadoreña la denominada “minería verde”, una propuesta en teoría moderna y ecológica, cuyos autores prefieren quedarse en el anonimato, sin dar mayores detalles. La Mesa Nacional Frente a la Minería Verde conoce bastante de la temática y más bien la considera una estratégica falacia.

El objetivo de dicha organización, formada hace dos años, es impedir que se implemente en el país la industria minera, debido a los diversos perjuicios que implica para el medio ambiente y la salud de la comunidad.

El coordinador general de la entidad, Rodolfo Calles, manifestó que el concepto de minería verde como tal no existe, pero ha sido acuñado por un grupo de compañías que buscan expandir sus negocios con dicha explotación, asegurando que se ha implementado en una diversidad de países desarrollados, proponiéndola como una fuente de empleo inofensiva al ecosistema.

Esta junta de empresas se hace llamar Mesa Nacional por la Minería Verde, aunque las firmas que la integran prefieren no identificarse. “Si se tratara de algo bueno no tendrían por qué ocultarse”, asevera Calles.

“La minería siempre genera daños al medio ambiente. Las empresas transnacionales han creado el concepto de minería verde como una estrategia”, apuntó el coordinador. Señaló que las empresas que forman esa comisión son alrededor de 15, encabezadas por la denominada Pacific Rim, y que planean dividirse los distritos mineros ubicados a lo largo de la zona norte del país, donde se cree que hay oro.

Por su parte, el economista y promotor de la minería verde, Manuel Enrique Hinds, sostiene que esa industria “se puede hacer de una manera sucia o de una manera limpia; de lo que se trata aquí es de hacerla de una manera limpia y eso requiere de una ley que regule la industria en el país”.


A propósito, el presidente de la Comisión Ad Hoc para la Minería y diputado del Partido de Conciliación Nacional (PCN), Orlando Arévalo, apoya la moción pues afirma que actualmente no hay una verdadera ley de normas industriales en el área.

Señaló que con los reglamentos actuales sería mejor prohibir la minería, pero que esto a la vez sería “un grave error”, ya que en unos 20 años esa industria y el agro podrían convertirse en los rubros más importantes de El Salvador.

El reglamento

La propuesta legislativa ya fue creada por un equipo técnico del partido, con colaboración del Parlamento Latinoamericano y bajo marcos de referencia de leyes de Chile, Perú y México, naciones que fueron visitadas para los estudios, señaló Arévalo. Sobre la publicidad que aparece en los medios, especula que pertenece a firmas “urgidas por los permisos” y que buscan aclarar los prejuicios del tema.

Por el momento, no se han llevado a cabo proyectos mineros en el país, a excepción de los artesanales que se realizaban años atrás.

“Hace 50 años hubo explotación minera en el municipio de El Dorado, Cabañas. Ahí no se nota que alguna vez haya habido explotación, no se dañó el medio ambiente”, aseguró Hinds, pero Calles remató que sí existen los daños, como en el río San Francisco, que se extiende por los departamentos de la zona oriental.

“El río está contaminado de metales pesados, mercurio, plomo y cianuro… no hay vida debido a la minería subterránea que se desarrollaba en los alrededores”, afirmó.

Algunas consecuencias que se temen son las causadas por el cianuro, una sustancia química industrial que se utiliza en los procedimientos mineros y que permanece por años en la tierra. El químico puede afectar la salud de las personas ya que también contamina el agua.

Además, Calles señaló que los distritos que se pretenden explotar se extienden a lo largo del río Lempa, desde Metapán, pasando por Chalatenango y Cabañas, hasta la zona oriental, donde también hay rutas turísticas. La Mesa frente a la Minería Verde teme que la industria conlleve a un uso excesivo del recurso hídrico, lo que provocaría escasez del vital líquido en las comunidades aledañas.

Hinds argumentó que la minería es un recurso económico de gran valor en países como Noruega, Islandia y Estados Unidos. Pero la contraparte alega que en esos países las minas están ubicadas en zonas desérticas, a cientos de kilómetros de las poblaciones, mientras que en un país como El Salvador, las comunidades siempre estarían expuestas.

“Es parcialmente cierto”, afirma Arévalo. Explicó que en países como Nueva Zelanda las minas están en ciudades y no perjudican a nadie y que, al final, “toda actividad humana contamina, afecta y altera en alguna medida al medio ambiente”.

Lo que destaca el funcionario es la cantidad de beneficios que la minería­ podría traer al país: impuestos, empleos, compra de servicios, exportaciones, entre otras. “Los beneficios serían impresionantes”, recalcó.

Por el momento, los promotores de esta iniciativa buscan el aval de las autoridades. Pero, la contraparte busca hacer conciencia en el Gobierno para evitar su aprobación. La Mesa frente a la Minería lamenta que en países como Honduras y Guatemala ya estén avalados los procedimientos.